Criptografía

La palabra Criptografía proviene etimológicamente del griego, significando “arte de escribir con clave secreta o de un modo enigmático”. Desde hace decadas dejó de ser un arte y se convirtió en una técnica o conjunto de técnicas que tratan sobre la protección u ocultamiento de la información. Entre las disciplinas que la engloban se destacan la Teoría de la Información, la Matemática Discreta, la Teoría de los Grandes Números y la Complejidad Algorítmica.

La importancia de la criptografía radica en que es el único método actual capaz de hacer cumplir el objetivo de la Seguridad Informática, la cual es de “mantener la privacidad, integridad, autenticidad y no repudio de los datos””. La criptografía actual permite, principalmente, proteger la información contra accesos no autorizados, lo que garantiza su confidencialidad a la vez que provee mecanismos para asegurarla. Su aplicación principal se da tanto en las redes informáticas como en los datos almacenados en medios fijos y extraíbles.

En el cifrado moderno según el tipo de algoritmo utilizado para las operaciones, se puede clasificar en dos tipos, algoritmos simétricos(clave secreta) y algoritmos asimétricos(clave pública). Los algoritmos simétricos tienen la característica de utilizar la misma clave para realizar operaciones de cifrado y descifrado. Coloca toda la seguridad en la clave y ninguna en el algoritmo. Los algoritmos asimétricos utilizan una clave para cifrar que es distinta y complementaria a la que utilizan para descrifrar. Adicional se puede considerar un tipo especial de algoritmo, que no utiliza claves de cifrado, sino que solo tiene como objetivo transformar la información de su entrada en un conjunto de datos de tamaño fijo, a estos algoritmos se le denomina como algoritmos unidireccionales.

La forma de procesar la información es una categoría que solo aplica a los sistemas modernos, pudiendo así dividir los algoritmos en aquellos que le dan tratamiento a la información tomando bloques de datos y quellos que lo hacen tomando bit por bit, llamados algoritmos de flujo. Se habla de algoritmos de cifrado cuando se hace referencia al mecanismo usado para transformar un mensaje desde un texto plano a un mensaje cifrado, cuyo contenido es incomprensible si se lo obtiene como tal, sin procesarlo.

 

Criptosistemas

Se conoce de esta manera al conjunto completo de elementos de un sistema ciptográfico, de tal forma que pueda ser utilizado para cumplir con sus funciones. Entre sus componentes se encuentran los siguientes:

  • Emisor. Realiza el proceso de cifrado.
  • Receptor. Realiza el proceso de descifrado.
  • Medio. Canal utilizado para intercambiar la información.
  • Algoritmo. Conjunto de transformaciones aplicadas al mensaje para obtener el criptograma, y viceversa.
  • Mensaje. Información que se desea ocultar, también conocido como texto plano o ẗexto claro.
  • Clave. Pieza de informacion que, aplicada al algoritmo, permite transformar el mensaje en criptograma y viceversa, también es conocida por el nombre de llave o criptovariable.
  • Criptograma. Mensaje transformado, también conocido como mensaje cifrado.
  • Protocolo. Conjunto de reglas que permiten intercambiar información entre entidades.
  • Proceso de gestión de claves. Método para administrar el conjunto completo de claves de los miembros del sistema.

 

Tipos de Criptosistemas

Según el tratamiento del mensaje, se dividen en dos tipos:

  • Cifrado en bloque (64Bits o 128Bits)
  • Cifrado en flujo (Bit a Bit)

Según el tipo de clave, se dividen en dos tipos:

  • Cifrado con clave secreta (sistemas simétricos)
  • Cifrado con clave pública (sistemas asimétricos)

 

Criptosistemas de Cifrado Simétrico

Se utiliza una sola clave para cifrar y descifrar la información. Pone toda la seguridad en la clave y ninguna en el algoritmo. El ejemplo más claro de este tipo de cifrado es el sistema alemán Enigma, los algoritmos de cifrado más recientes son el 3DES, Blowfish e IDEA, los cuales utilizan claves de 128bits. El implementar una única llave es precisamente el punto débil del sistema, ya que resulta más fácil interceptar una clave que se ha transmitido sin seguridad.

 

Criptosistemas de Cifrado Asimétrico

Emplea una doble clave conocidas como K_p (llave privada) y K_p (llave pública). Una de ellas es utilizada para la transformación de E de cifrado y la otra para el descrifrado de D. En muchos de los sistemas existentes estas llaves son intercambiables, es decir emplear una para cifrar y la otra para descrifrar.

 

Bibliografía